¿Se puede o se debe solicitar el reconocimiento médico en la CAE?

¿Se puede o se debe solicitar el reconocimiento médico en la CAE?

La vigilancia de la salud es una obligación del empresario y también un derecho del trabajador. Sin embargo, la realización de la vigilancia de la salud por parte de la empresa sólo podrá llevarse a cabo siempre que haya el consentimiento expreso del trabajador.

Esto es lo que dice la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales pero, sin embargo, esta misma ley estable ciertas excepciones que, como siempre, son las que vienen a sembrar dudas en la gestión de la PRL y también de la Coordinación de Actividades Empresariales.

Este supósito es el que ha venido a aclarar una sentencia del Tribunal Supremo ante una demanda planteada por los sindicatos contra la obligación de someterse a un reconocimiento periódico impuesta por una empresa de seguridad a sus vigilantes. Según esta sentencia el Supremo explica que si bien es cierto que, debido al derecho a la intimidad de los empleados, este reconocimiento requiere su previo consentimiento, el Supremo dice que en algunos casos debería tener más peso el cuidado por la integridad física o la salud del otros empleados o de terceras personas.

Así lo recoge la propia ley cuando habla de los riesgos específicos y las actividades de especial peligrosidad en su Art. 22 “El empresario garantizará a los trabajadores a su servicio la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo. Esta vigilancia sólo podrá llevarse a cabo cuando el trabajador preste su consentimiento. De este carácter voluntario sólo se exceptuarán, previo informe de los representantes de los trabajadores, los supuestos en los que la realización de los reconocimientos sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores o para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para el mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa o cuando así esté establecido en una disposición legal en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad”.

Vista la existencia de excepciones en la obligatoriedad o no de exigir el apto médico de los trabajadores, la gestión correcta de Coordinación de Actividades empresariales se complica y es necesario analizar las circunstancias de la prestación de servicio y los requerimientos que comportará durante su ejecución. Desde el Grupo CTAIMA siempre insistimos en la necesidad de analizar previamente cada circunstancia para tener la garantía absoluta de que se está cumpliendo con la Ley y no se incurrirá en un caso de responsabilidades legales.

Y es que, si en una relación contractual normal el técnico de prevención de riesgos laborales debe tener en cuenta para discernir si pide el apto médico o no la tipología de actividad a realizar, en el caso de la CAE, el empresario contratista deberá además contemplar aquellos riesgos derivados de la concurrencia de actividades empresariales, en base a la información proporcionada por el empresario titular.

¿SOLICITAS LA DOCUMENTACIÓN QUE DEBES DURANTE TU CAE?

Si quieres ahorrar tiempo y recursos, así como estar seguro en la documentación que solicitas a tus contratas durante tu Coordinación de Actividades Empresariales, llámanos al 977291380 o envía un mail a dcs@gestiondocumentalcae.com



Bitnami