¿Qué pasa cuando se incumple con la Coordinación de Actividades Empresariales?

Incluso aunque no haya habido ningún accidente laboral en el que algún trabajador haya salido mal parado, el incumplimiento de la normativa de Prevención de Riesgos Laborales, y en consecuencia aquella relativa a la Coordinación de Actividades Empresariales, conlleva responsabilidades administrativas, penales y /o civiles.

Las infracciones administrativas por no dar cumplimiento legal a la coordinación de actividades empresariales están tipificadas como graves o muy graves, en el Real Decreto Legislativo 5/2000. Las sanciones económicas pueden alcanzar los 900.000 euros.

Cuando la inspección de trabajo es quien comprueba la infracción de la normativa, requerirá al empresario que subsane las deficiencias, salvo que por gravedad o inminencia de riesgos puede acordar la paralización de los trabajos. Cuando concurran circunstancias de especial gravedad,  se podrá llevar a cabo la suspensión o cierre del centro de trabajo. Es por este motivo que la externalización de la gestión documental derivada de la correcta coordinación de actividades empresariales da tranquilidad.



Bitnami